¿Qué es el Detox Digital?

Para entender esta actividad, primero hay que dejar en claro que la adicción a la tecnología es algo real, es más, en países como Japón hay institutos especializados en “desintoxicar” a jóvenes que no pueden integrarse en la sociedad debido a este problema.

La adicción a la tecnología es estudiada e interpretada desde que surgieron los dispositivos móviles, y aunque no está considerada como una enfermedad, los síntomas de las personas que son dependientes tecnológicos son muy similares a aquellos que abusan de algún tipo de droga.

El “pubbing” es un término que nació en la Universidad de Sidney que se creó para denominar al “comportamiento de las personas que se desconectan de la sociedad para conectarse a sus smartphones”.

Como la adicción tecnológica crece constantemente también lo hace el digital détox, que también es foco del márketing, una pata fundamental en nuestra vida, los Millennials. Entre las innovaciones se destacan varias aplicaciones, como por ejemplo Face Up, creada por el Instituto Psicológico Desconect@. Apenas instalás la aplicación y la abrís por primera vez, te propone un test para determinar el nivel de adicción (en mi caso, me reveló que soy un 83% adicta). Además, propone desafíos diarios y juegos para controlar el uso del celular, así como también ofrece datos contundentes sobre las adicciones a la tecnología.

Otra muy interesante es Checky, una aplicación que contabiliza cuantas veces desbloqueamos el teléfono por día y al final de la semana hace un balance. Ya veremos qué me espera a mí al finalizar la semana.

También existen otras como Offtime, Forest, QualityTime y seguramente muchas otras que a pesar de las diferencias tienen un mismo objetivo: controlar el uso del teléfono celular y desconectarnos de él para poder hacer un uso más consciente.

Desde la publicidad, muchas empresas decidieron recurrir a esta nueva “moda” para promover por un lado un comportamiento social saludable y por el otro el consumo de un producto.

En el 2014, la agencia de medios Paim Comunicação creó para la cerveza brasileña Polar un anulador de celulares que fue repartido en restaurantes y bares de la provincia de Río Grande del Sur. El objetivo era que las personas dejaran a un lado sus celulares para que interactuaran entre ellas. Lo llamativo era que este producto, que simulaba la forma de una cerveza y era usado para enfriar las bebidas servía también para inhibir la señal de los dispositivos móviles localizados en un radio de 1.5 metros.

Como vemos, los Millennials creamos un nuevo mundo a nuestro alrededor, no sólo el que vemos y tocamos, sino también el que se encuentra detrás de una pantalla. Lamentablemente, esa virtualidad puede llegar a lastimarnos físicamente y traernos más problemas de los que creíamos. Yo decidí empezar a cambiar mis hábitos y no dejar que mi smartphone me consuma. ¿Y vos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s